Poesía en la música – Bob Dylan

Monólogos
Monólogos
Poesía en la música - Bob Dylan
/

Poesía en la música

‘ve stepped in the middle of seven sad forests

I’ve been out in front of a dozen dead oceans

I saw a newborn baby with wild wolves all around it

I saw a highway of diamonds with nobody on it

I saw a room full of men with their hammers a-bleedin’

I saw a white ladder all covered with water

I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken

I met a young girl, she gave me a rainbow

I met one man who was wounded in love

I met another man who was wounded with hatred

And the executioner’s face is always well hidden 

It’s a hard rain’s a-gonna fall

 

Transcripción

Oh, dónde has estado, mi hijo de ojos azules

Oh, dónde has estado mi querido joven

Me he metido en el medio de siete bosques tristes

He estado afuera al frente de doces oceanos muertos

Vi a un recién nacido rodeado por lobos salvajes 

Vi una carretera de diamantes vacía

Vi una rama negra con sangre que continuaba chorreando

Vi una sala llena de hombres con sus martillos sangrando

Vi una escalera blanca cubierta de agua

Vi diez mil habladores con sus lenguas rotas

Conocí una chica, me regaló un arcoiris

Conocí a un hombre, estaba herido de amor

Conocí a otro hombre, estaba herido con odio

Y la cara del ejecutor está siempre bien escondida

Es una copiosa lluvia que va a caer

 

Hola a todos y a todas. Hoy vengo con un capítulo especial, bonus, no se ni como llamarlo. Pero su explicación es simple y clara. Bob Dylan el pasado lunes 24 de Mayo cumplió 80 años.

 

¿Tengo que introducirlo? ¿En serio?¿Realmente tengo que presentar a Robert Zimmerman? Al hombre de Minneapolis, que cambió la música folk para siempre, el nacido al judaísmo convertido luego al cristianismo, pero sobre todo, uno, sino tal vez el mejor, que ha unido la poesía con la música. El premio nobel de literatura habla por sí solo. Es el único músico con aquella distinción.

 

Y precisamente este último punto es el que me interesa hablar de Bob Dylan. La fusión entre la música y la poesía.

 

Y empezaba con un puñado de versos de A hard rain ‘s a- gonna fall ordenados vilmente a mi manera. Porque está canción de su segundo disco The Freewheelin’ Bob Dylan, ha sido catalogada como la mejor canción de protesta de toda la historia por la revista Rolling Stones. Alan Ginsberg, el famoso poeta beatnik, el autor de ese enorme poema The Howl, y gran amigo de Kerouac cuenta que luego de escuchar por primera vez esta canción lloro.

 

En el documental No direction Home dirigido por Scorsese, Ginsberg, menciona que  tras escuchar esta canción tuvo la sensación de que el testimonio o antorcha era pasado a otra generación. Que su movimiento de bohemia, del beat, de la iluminación perdía su hegemonía ante algo nuevo, representado por Bob Dylan.

 

Ginsberg lo explica con un dicho del budismo tibetano.

“Si el estudiante no es mejor que el profesor, es porque el profesor ha fracasado.”

 

Ginsberg queda cautivado por la potencia de algunos versos como “ Se muy bien mi canción, antes de comenzar a cantar”
Él lo compara con algo casi bíblico, profético, de una misión. Me imagino la gran sorpresa de escuchar poesía de este calado en la música. Y como el mismo Ginsberg dice:

 

“La poesía son palabras que te ponen la  piel de gallina, tu te das cuenta inmediatamente de una especie de subjetiva verdad que tiene una realidad objetiva, porque alguién se ha dado cuenta de ello. Luego tu lo llamas poesía.”

 

Cómo no sentir esas verdades subjetivas, que alcanzan el poder de realidad objetiva.


I met a young girl, she gave me a rainbow

I met one man who was wounded in love

I met another man who was wounded with hatred

 

Conocí a una chica me dio un arcoiris

Conocí a un hombre estaba herido en amor

Conoci a otro hombre esta herido con odio

 

Todos hemos sentido eso. Cada uno de los versos de Bob Dylan en esta canción cuentan una historia, todos tienen una intención y nos llevan a los símbolos, a las imágenes. Historias muy vividas, que pueden ser interpretadas de múltiples formas, pero sobretodo que te hacen ir hacia otros caminos. Es ficción, pero real.

 

A hard rain se refiere a la tensión nuclear entre EE.UU y la URSS en el año 63’ cuando se avizoraba un inminente conflicto nuclear que destruiría al mundo. Todos esos versos de Dylan, somos todos nosotros como humanidad. Donde el narrador inicia preguntando a su hijo donde ha estado, a lo que él responde con solo imágenes de un inminente desastre. Viendo una carretera cubierta de diamantes vacía, una sala de hombres con martillos sangrando, o la cara del ejecutor que siempre está bien escondida.

 

Aquí se abren dos vertientes. Su poesía, simbólica, comparada por lo mismo con los franceses del siglo XIX, especialmente con Rimbaud. Sobre todo por su precoz genialidad. Si de Rimbaud no se entiende como escribió Iluminaciones, o el barco borracho a los 17 años, de Bob Dylan tampoco se entiende su madurez para escribir este tipo de canciones con 22 años.


Tal vez no hay que darle tantas vueltas, y conjeturar teorías del origen de la genialidad. Ni de ventas de alma al diablo, como hablaba en el episodio 3 partida del Podcast, sobre el crecimiento de la obra de Bob Dylan. Simplemente es lo que un genio hace, crear belleza de la nada. No hay antecedentes, nociones, ni comprendimiento; solo es. 

 

Bob Dylan tiene un viaje fundamental a New York, a Greenwich Village donde se mezcla en la escena bohemia musical y de poetas. En menos de un año, el joven de Minneapolis que no podía casi cantar, vuelve sabiendo tocar la armónica, retorna como un consolidado guitarrista, y sobretodo sabiendo escribir. En village absorbe todo lo que puede y se transforma en músico. Inicia su carrera como músico folk, con canciones de protestas, tipo trovador. Es interesante ver el festival de Newport 63’ donde tiene su primer gran concierto, ante un público y junto a músicos netamente folk. Su apariencia de niño desgarbado de ciudad, entre hombres barbudos rurales no lo ayuda. Es más, al iniciar tocando, y si no me creen pueden buscar videos en Youtube, es increíble como la audiencia, y los otros músicos ponen caras de no entender lo que estaba pasando, casi riendo ¿De dónde apareció este? Por qué está cantando cosas tan complejas, y escribe en claves. ¿A quién le dedica sus canciones? Todas estas preguntas parecieran ser expresadas en esas caras. Hay que recordar que esa música folk, si bien no era simple, era más narrativa, al hueso, tipo “Mi mujer me dejó”, “voy a ir a alabama” , etc.

El joven trovador con esa voz nasal había causado una impresión,. Golpe que se amplifica haciendo dueto en el mismo festival con la estrella de folk Joan Baez. La princesa del folk lo elige como su príncipe, y esa es la oficialización. La escena folk encuentra a su nuevo líder.

 

Sin embargo, Bob Dylan nunca le interesó ser líder de nada ni nadie. Rápidamente la atención se vuelca en él, y pese a romper con Baez, con quien tiene una relación amorosa, este ya no necesitaba estar en su sombra. Era un autor consolidado. Muchos dicen que Bob Dylan se colgó del éxito de Baez para luego desecharla, para mi es irrelevante.

 

Hay mucho ego en el mundo artístico lo que siempre trae problemas. En la irónica She belongs to me de su disco Bringing’ it all back home nos parece dar pistas.

 

She’s got everything she needs, she’s an artist

She don’t look back/ Ella tiene todo lo que necesita, es una artista, no mira hacia atrás

She wears an egyptian ring, sparkles before she speaks/ usa un anillo egipcio, que brilla antes que ella hable

 

She never stumbles, she’s got no place to fall / Nunca se tropieza, no tiene ningún lugar donde caer

She’s nobody’s child, the law can’t touch her at all / No es la niña de nadie, la ley no la puede tocar

 

Y menciono el Bringing’ it all back home, porque es un disco donde aparte de ver las secuelas del fin de su relación con Baez, también marca su distancia con el mundo del folk, iniciando a tocar con guitarra eléctrica. Dylan pareciera lanzar a la basura la corona del folk, lo que le causa abucheos cuando vuelve a Newport tocando enchufado. Bob Dylan nunca se sintió ni se ha sentido cómodo con toda la atención. Nunca le ha interesado explicar sus letras y ser el abanderado de algo.


Es su música con su poesía quienes hablan. En este sentido, un poeta, al practicar un arte subjetivo, nunca se mete en la selva para explicar sus textos. Además, el fenómeno de rock star iniciaba de existir, y la gente veía en ellos héroes, respuestas. Nunca antes un poeta tuvo tanta atención, por primera vez la música se fundía tan virtuosamente con la poesía. Y en esa convergencia su autor no quería saber nada de explicaciones ni ser un ejemplo para los jóvenes.

 

Pero aparte del exilio del folk, este disco marca el inicio de una trilogía de álbumes, que lo llevan al olimpo del rock. Al  Bringing it all back home, lo suceden, el Highway 61 Revisited, y el Blonde on Blonde, este último donde logra mejor plasmar, el “delgado, salvaje sonido de mercurio” que buscaba en su cabeza. Todos estos tres discos, fueron lanzados en sólo 14 meses. Increíble. 

 

En estos discos salen sus grandes clásicos como Mr. Tambourine Man, Like a Rolling Stone, Visions of Johanna o Fourth time around

 

Por tiempo prefiero ahondar en dos o tres canciones en profundidad, pero tambien rescato estos siguientes versos:

 

How many roads must a man walk down. Before you call him a man? /Cuántos caminos tiene que recorrer un hombre, para ser considerado a un hombre

Blowin’ in the wind

 

Tal vez su verso mas conocido. Sobre los caminos. La respuesta it’s blowin’ in the wind .Esta soplando en el viento. En lo abstracto. A veces son las preguntas lo mas importante.
Sigo:

 

“He not busy being born is busy dying” / Quien no está ocupado naciendo, está ocupado muriendo

It’s Alright Ma, I’m only bleeding 

 

Este verso ha inspirado a politicos como Jimmy Carter, Al Gore, hasta al escritor Steven King, que utiliza esta frase en el libro y pelicula Shawshank Redemption con Morgan Freeman.

Get busy living, or get busy dying, that’s goddamn right.

 

Pero una cancion que destaca por sí sola es Desolation Row. Con la cual cierra el Highway 61 Revisited. Fue escrita en un periodo que termina su relación de 4 años con Suze Rotolo y tiene el affaire con Joan Baez, el cual también acaba. Además, de ser la época cuando descubre los alucinógenos, deja la escena folk, y tal vez inspirado en el éxito de los Beatles, se vuelca a su tan querido rock and roll de su adolescencia.

 

Desolation Row o la fila o calle de la desolación en castellano es una canción sobre la inhumanidad. Donde va narrando historias de personajes de ficción e históricos como Robin Hood, Ofelia, Einstein, T.S Elliot, Ezra Pound, Romeo, Cenicienta, entre otros que van tejiendo una gran historia de personajes que son desdichados, apartados y castigados por las masas, por lo establecido. Tal vez, más  que un lugar, es un estado mental de iluminación o de conciencia, que no ve el mundo con los lentes de la religión o la ciencia. Y este estado mental de los que moran en la fila de desolación, la fila de los iluminados, más que privilegios les trae solo penurias. Pareciera que la verdad no es felicidad. De hecho, casi siempre es problemática. Bob sugiere que ver la realidad tal como es o alcanzar el nirvana llamado Desolation Row, es imperante para evitar los inminentes desastres de época. Pero eso involucra aceptar que muchas de las cosas que hemos creído no son más que espejismos.

 

Now the moon is almost hidden, the stars are beginning to hide

The fortune telling lady has even taken all her things inside
All except for Cain and Abel and the hunchback of Notre Dame
Everybody is making love or else expecting rain

Ahora la luna está casi escondida, las estrellas están comenzando a esconderse

La pitonisa ha tomado todas sus cosas adentro

Todos excepto por Cain y Abel y el jorobado de Notre Dame
Todos están haciendo el amor o esperando la lluvia

 

Nuevamente sobre la guerra nuclear. La pitonisa ya se fue al búnker, y solo los que están preocupados de pelear o de festejar no se han dado cuenta del desastre. O sea casi todos.

Ophelia, she’s ‘neath the window for her I feel so afraid

On her twenty-second birthday she already is an old maid

To her, death is quite romantic she wears an iron vest
Her profession’s her religion, her sin is her lifelessness

Ofelia está detrás de la ventana, por ella siento miedo

En su cumpleaños número 21 ya es una dama vieja

Para ella, la muerte es romántica ella viste un cinturón de castidad

Su profesión es la religión, su pecado es la falta de vida

Ofelia es un personaje de Hamlet, trágico que representa ese arquetipo femenino sumiso y religioso. Su pecado es her lifelessness, su falta de vida.

 

Einstein, disguised as Robin Hood with his memories in a trunk

Passed this way an hour ago with his friend, a jealous monk
You would not think to look at him, but he was famous long ago
For playing the electric violin on Desolation Row

 

Einstein, disfrazado de Robin Hood con sus recuerdos en un baúl

Pasó por el camino una hora atras con su amigo un monje celoso

No pensarías mirándolo ahora, pero era famoso tiempo atrás

Por tocar el violín eléctrico en la fila de desolación

 

Einstein, el hombre de ciencia, está disfrazado de Robin Hood, el héroe que le roba a los ricos para darle a los pobres. Pero Robin Hood tiene un amigo que está siempre celoso de él, un monje que representa la religión. Y termina con, ahora lo ven asustado pero fue muy famoso tiempo atrás, cuando tocaba el violín eléctrico en Desolation Row. Siempre lo virtuoso proviene de Desolation Row, y la ciencia lo era, pero ha perdido su camino. Aquí Bob Dylan se mete en las conversaciones más fundamentales la de la ciencia y la religión.


Right now, I can’t read too good, don’t send me no more letters no
Not unless you mail them from Desolation Row

Ahora, no puedo leer muy bien, no me envies más cartas

No, al menos que vengan de la línea de la desolación

 

Y así termina esta canción con uno de los narradores diciendo que no tiene ni ganas ni tiempo para recibir cartas. Al menos que vengan de Desolation Row.

 

No mencioné, pero también está una Cenicienta que no espera al príncipe, y que coquetea con pretendientes. Tienen al pobre Casanova con suero y castigado por ir a Desolation Row, un Romeo menos romántico, en fin, es una constelación de personajes. Pero los únicos que interesan y los únicos que el narrador le interesan, son quienes tienen la visión, la iluminación y la conciencia de los que viven o han pasado por Desolation Row.

Bob Dylan finaliza, esta, tal vez la más prolífica etapa de su carrera con un accidente en moto en el año 66’. Que le causaría una conmoción cerebral, la rotura de una vértebra, que lo haría retirarse a una vida más familiar, y empezar una nueva etapa musicalmente, apartándose ya más de manera definitiva del Folk.

 

En los años venideros Bob Dylan nunca obtendría un reconocimiento similar al de esta trilogía de discos. Podría decirse que su apogeo llegó temprano, pero eso no implica la ausencia de calidad en sus trabajos posteriores. Hay discos realmente hermosos como el Desire del 76’, el Time out of Mind del 97’,  Love and Theft del 2001. O colaboraciones con Johnny Cash liberadas el año 2019’ bajo el nombre de Travelin’ Thru. 

 

Escuchaba hace poco en un Podcast de Bruce Springsteen con Obama, en que el ex presidente de EE.UU le preguntaba cuales eran los músicos más influyentes importantes de su país a Bruce. Este sin dudar responde: I’ve got to go with my man Bob Dylan, a lo que Obama responde Oh man, absolutely. And he keeps coming, in every shape. Es que es verdad, Bob Dylan sigue cambiando, y reinventándose. Ya no canta nasalmente, su voz muchas veces es grave, casi gutural. Y en vivo hace lo que quiere, cambia las letras que ya no siente tanto, u omite líneas, porque sí. Su música sigue viva.

 

Pero si tengo que quedarme con un disco de Bob Dylan, es el Blood on the Tracks, del 75’ del cual hablo más en extenso en un artículo en el Patreon, donde hay contenido exclusivo del Podcast. Este disco es el de la ruptura de Bob Dylan con su mujer Sara. Y es el tal vez el más personal del autor, de este críptico y misterioso autor, tal vez por eso es el que más me conmueve. Por qué es el que se siente más humano de este genio. Con clásicos como Shelter on the Storm, Idiot Wind, o la hermosísima Buckets of Rain. Pero si me tengo que quedar con una sola canción es con Tangled up in Blue, la cual resume el amor para mi. Varias historias que se van entrelazando sobre una o varias parejas que siempre deben separarse. En diferentes épocas, diferentes circunstancias, pero con el mismo final. 

 

Hay varios párrafos brillantes. Pero me empiezo a despedir con mi preferido…No sin antes decir que a Bob Dylan hay que escucharlo, pero sobre todo hay que leerlo. Si les dan una oportunidad, los va a sorprender.

 

She lit a burner on the stove and offered me a pipe
“I thought you’d never say hello, ” she said 

“You look like the silent type” 

Then she opened up a book of poems 

And handed it to me, written by an Italian poet 

From the thirteenth century 

 And every one of them words rang true 

And glowed like burning coal 

Pouring off of every page 

Like it was written in my soul from me to you 

Tangled up in blue 

Encendió una hornilla en el fogón y me ofreció una pipa

Pensaba que nunca dirías hola – me dijo

Te ves del tipo callado 

Luego ella abrió un libro de poemas

Y me lo pasó

escrito por un poeta italiano 

del siglo trece

y cada una de las palabras sonaban a verdad

y se encendieron como carbón quemándose

escurriéndose de cada página 

como si fuera escrito en mi alma , de mi para ti

Envuelto en la tristeza

 

Es la fusión de almas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *